TERMOS ELÉCTRICOS

TER1

FÁCIL DE INSTALAR.

Un termo eléctrico es un depósito de agua con una capacidad que puede ir desde los 10 litros hasta los 300.

Su funcionamiento es muy sencillo: el agua se calienta mediante una resistencia eléctrica que se encuentra en el interior del depósito. Una vez que el agua alcanza una temperatura determinada, la resistencia se apaga y el material aislante del termo se encarga de mantener la temperatura del agua. A medida que el agua caliente se va usando, va entrando agua fría en el depósito y la resistencia se pone de nuevo en marcha.

El termo eléctrico ofrece grandes ventajas:

  • El agua sale caliente de inmediato, nada más abrir el grifo, y a una temperatura constante.
  • No necesita un caudal de agua mínimo para funcionar.
  • Es más fácil de instalar, ya que no requiere una instalación de gas o para bombonas de butano.
LA MEDIDA MÁS ESTRECHA

La gama de termos eléctricos DUO de FLECK rompe todos los estándares del mercado tanto por su diseño ultra moderno como por sus altas prestaciones. Una dimensión compacta: tan sólo 27 cm de grosor. Un ahorro energético máximo: hasta el 14% con la función RECPLUS, que aprende los hábitos de consumo en el hogar. La reducción del tiempo de espera de la primera ducha: más del 50% comparado con un termo tradicional.

Además, cuenta con control electrónico de la temperatura que se puede ajustar desde su pantalla LCD de fácil manejo para un confort total.

Termo híbrido · LYDOS HYBRID 80-100

El primer termo híbrido con clase A: gracias al software i-MEMORY ahorra un 50% de energía comparado con un termo eléctrico tradicional de clase B.

Su resistencia eléctrica esmaltada antirruido y anticorrosiva contribuye a la producción de agua caliente en caso de necesidad en un corto período de tiempo.
LA EFICIENCIA DE LA AEROTERMIA
Lydos Hybrid usa la aerotermia, transfiriendo el calor del aire al agua gracias a un ciclo termodinámico

Nuestras marcas más representativas