AIRE ACONDICIONADO DOMÉSTICO

AA1

Bombas de calor.

Una bomba de calor es una máquina térmica que obtiene la energía del entorno que la rodea, ya sea del aire, del agua o de la tierra, redirigiéndola. Un aparato de aire acondicionado con bomba de calor tiene doble utilidad, extendiendo su uso a todos los meses del año.

El funcionamiento es simple: en verano extraen el aire caliente del interior de la vivienda expulsándolo al exterior, y en invierno actúan a la inversa, calentando el hogar. Así, son una solución completa multifuncional que garantizan una temperatura perfecta e idónea todo el año. Es además un sistema eficiente que permite ahorrar gasto energético.

Los aire acondicionado por conductos consisten en una máquina exterior, que normalmente va instalada en el exterior en la azotea, y una unidad interior con forma rectangular que va empotrada arriba del falso techo del cuarto de baño auxiliar, para que quede resguardada y no dañe la estética de la vivienda. Nunca se verá simple vista. Desde aquí, por arriba del techo, habrá una serie de conductos canalizados que se distribuyen por las habitaciones, salón y en ocasiones en la cocina, los cuales reparten de forma homogénea el aire acondicionado.

En cada estancia encontraremos una rejilla, por la cual expulsa el aire al igual que habrán otras rejillas que serán las que denominados “de retorno” que es de donde el aire acondicionado por conductos  recoge el aire para una correcta circulación del mismo. Hay que tener en cuenta, que todos los equipos de aire acondicionado por conductos llevan incluido un mando de control que ejerce de termostato, que suele ir colocado en el salón o en el pasillo de la vivienda, que es desde donde controlamos y manejamos la máquina de conductos y marcamos la temperatura de confort que queremos tener.

Nuestras marcas más representativas